El recorte de la OPEP y Rusia impulsa los precios del petróleo