Las grandes petroleras duplicaron sus ganancias en 2022